Medios y cultura

Obra en construcción

La serie-web "Construcciones" recorre, a través de entrevistas, el trabajo de diferentes artistas olavarrienses y la región. Alcances y resultados del arte vinculado a lo personal.

 

“Construcciones” es una serie-web a estrenarse en septiembre. Se trata de un proyecto propuesto y realizado por FACSO Producciones y Radio Universidad, con el auspicio del Municipio de Olavarría y del Honorable Concejo Deliberante. La misma se propone mostrar los encuentros realizados con distintos artistas en capítulos de diez minutos de duración, aproximadamente. El escenario de las entrevistas fue el centro educativo y turístico “La Calera 1888” ubicada en la localidad serrana de Sierras Bayas. Allí todo el equipo de producción, con la colaboración de estudiantes de la Tecnicatura Superior en Artes y Medios Audiovisuales del CePEAC local, montó un ambiente cálido para el desarrollo de las entrevistas.

La serie-web fue conducida por Romina Reser. Parte de sus preguntas tuvieron la finalidad de indagar en la obra para así conocer también la trayectoria personal de cada entrevistado. “La idea es conocer a los creadores de las obras a través de su trabajo”, expuso Cecilia Prandini, coordinadora de FACSO Producciones. Precisamente, “Construcciones” se trata de reconstrucciones en un amplio sentido, llevándonos a preguntar: ¿Un artista crea o se construye a sí mismo creando? Los entrevistados pertenecen a diversas áreas de lo artístico: la pintura, la música, lo circense, el tattoo, la fotografía, la magia, entre otros. Quienes pasaron por el rodaje fueron Ingrid Feniger, Soledad Rolleri, Marcelo Góngora, Francisco Morris, Facundo Quiroga, Juan Vilches, Marcela Juárez, Luciano Martínez, Juan Pablo Goñi Capurro y Eugenia Arístegui. La serie-web se emitirá por Canal Local y por el canal de Youtube de la productora audiovisual, y además será adaptada para ser transmitida por Radio Universidad FM 90.1.

constr1

Cuestión de tiempo

Los encuentros fueron divididos en tres intensivas jornadas de trabajo, de tres o cuatro encuentros cada una. “El hecho de filmar en una sola locación, de agrupar a los entrevistados en un mismo día hizo que el rodaje sea más sencillo, dinámico y se adecue al presupuesto”, aclaró Prandini. Uno de los días tuvo como protagonistas a Marcelo Góngora y Soledad Rolleri. Góngora es fotógrafo desde hace varios años, profesión que lo acompañó mientras hizo su paso por la escuela de Bellas Artes de Azul y la de fotografía publicitaria y cine en Buenos Aires. Entre 1998 y 2006 se dedicó a la docencia en diversos lugares: la escuela provincial de Artes Plástica de Olavarría y el Foto Club local. Asimismo, dio talleres en el marco de muestras propias como ajenas y actualmente ofrece cursos particulares. Sus últimas producciones tuvieron como temática central al tiempo, al cual no puede definir y se encuentra en proceso de reflejar parcialmente. “Creo que, para poder encontrarle de alguna manera algún sentido a eso que denominamos tiempo, tengo que hacer una revisión prácticamente de toda mi historia. Siempre fue mi problema, mi cuestión”, destacó.

Con los proyectos audiovisuales “Gracias por el tiempo” y, principalmente, con “Trece minutos”  Góngora intenta dar cuenta de cómo el tiempo transcurre y cómo el hecho de observarlo nos interpela y lo hace consciente. Es por eso que utilizó una cámara fotográfica de 25 cuadros por segundo, creando imágenes fijas, encontrando así el medio para poder reflejar y manifestar su concepción acerca del concepto. “Es una forma de detener el tiempo, es casi fotográfico. Es como mirar el reloj y empezar a contar. Estamos, de alguna manera, cuantificando y dimensionandolo, mientras otros tiempos pasan y nos atraviesan constantemente”. Marcelo Góngora se ubica como un tenaz constructor y productor de lo temporal. Y encontró en las cámaras la forma de plasmar una idea: “Creo que tanto la fotografía como el cine se construyen. Toda producción se construye en el tiempo”, expuso.

Creación para construirse

Soledad Rolleri trabaja como diseñadora gráfica y docente en la carrera de Comunicación Social en la Facultad de Ciencias Sociales. Además, es responsable del Taller de Pintura del Programa UPAMI. La conversación giró en torno a “Diáspora”, una obra que la convierte en artista visual porque utiliza distintos lenguajes y hace que piense su labor desde nuevas aristas, con nuevos materiales. La misma reúne pinturas abstractas, de huellas de ciertos elementos en la tela o papel, y algunos fósiles de yeso. Todo el trabajo estuvo inspirado en la estancia “Santa Rosa”, de fines del siglo XIX, en donde Rolleri pasó su infancia y adolescencia. Pero eso fue un descubrimiento, una reconstrucción individual y con allegados, ya que no supo desde un principio el por qué de sus pinturas. “Trabajé en distintos formatos y lenguajes, en cosas que me iban pasando, y en ese transcurrir empecé a darme cuenta de que había algo que quería decir y que no lograba identificar. En producción de sentido con pares empecé a darme cuenta que tenía que ver con esa memoria que tenía escondida”, describió. Sus creaciones la llevaron a construirse de la manera más literal, a volver sobre el camino que resume toda su vida, aquel que fusiona los afectos y pasiones. “Te das cuenta que el arte va de la mano, tan cerca tuyo y eso es algo que no imaginas. Es increíble lo que me pasa”, reflexionó.

constr3

Asimismo, y al igual que Góngora, Rolleri se encuentra en proceso de descubrir y experimentar el motivo que guía su obra. Aún no la da por terminada, y manifiesta que no piensa mucho en eso porque cree en una nueva concepción de lo artístico donde el objeto no es inmutable, expuesto y contemplado. Por el contrario, concibe a la obra como aquello que “te va pasando con lo que haces, con las cosas que te preguntas, y lo que te pasa con otros y con otras cuando ven eso que estás haciendo, a partir del intercambio que se va produciendo”.

Éstas y las demás entrevistas dan forma a la iniciativa de FACSO Producciones y Radio Universidad de crear contenidos propios, pensados y llevados a cabo con financiamiento de la institución. Esto se desprende del proyecto conjunto con la Productora de Contenidos Audiovisuales de la UNICEN planteado en marzo de este año, el cual busca elaborar contenidos locales destinados al futuro canal universitario./AC-FACSO