Perspectiva de género

Fotografías que buscan visibilizar

En el marco del Encuentro Regional de Mujeres que se realizó en Tandil, se expuso la muestra fotográfica “Un grito urgente”. La propuesta, aún en construcción, busca que las mujeres manifiesten problemáticas mediante la construcción de un auto-retrato.

 

La muestra “Un grito urgente” se inició a principios de año a través de una convocatoria que realiza anualmente el museo Dámaso Arce de Olavarría en el día de la mujer. El objetivo de la actividad es posibilitar que las mujeres puedan exponer allí sus producciones. “Es un espacio donde se aglutina toda la producción que hacen las mujeres a lo largo del año, sin una temática en particular. Pero este año hubo una consigna de invitación a pensar lo femenino y a pensarnos como mujeres” explicó Virginia Maldonado, Directora de la Escuela de Artes Visuales e integrante del proyecto, en entrevista con Radio Universidad. En ese marco, surgió la idea de invitar a mujeres que quisieran participar a través de su propio retrato como medio para manifestar distintas problemáticas. “Nos juntamos con dos fotógrafas, Marina González Hueso y Natalia Fialkowski, e invitamos a un montón de mujeres para hacer un auto-retrato donde cada una pudiera reclamar, expresar o comunicar alguna preocupación o situación que tenga que ver con el ser mujer en este mundo y en esta sociedad”, relató.

La primera etapa de producción fotográfica contó con 25 mujeres que se prestaron a fotografiarse mediante distintos modos de construcción de la imagen. Pero el trabajo no culminó allí. “Cuando expusimos en el museo nos dimos cuenta que la muestra era chica, que sólo había 25 voces. Y empezamos a pensar cómo hacer que crezca en contenido”, expresó Maldonado. Por eso, organizaron una segunda etapa de producción fotográfica durante el Encuentro Regional de Mujeres en Tandil. “Llevamos la muestra y también montamos el estudio fotográfico para que las mujeres que pasaban por el encuentro pudieran sacarse fotos”, especificó. En cuanto al balance de ambas etapas, Maldonado mencionó que la problemática más recurrente en las fotografías se vincula con la violencia y el abuso que existe sobre los cuerpos femeninos. “En las fotos que tenemos hay muchos desnudos y creo que tiene que ver con la necesidad de mostrar el cuerpo desde otro lugar, en un espacio y un retrato cuidado. Plantear el desnudo desde un lugar distinto a la mercantilización de los cuerpos”, desarrolló.

El proceso de producción comienza con el diálogo y el intercambio de ideas entre el grupo de trabajo y la persona que participa. “Les pedimos que traigan una problemática, una idea, algo que quieran contar y a partir de ahí tenemos un tiempo para construir lo que quieren decir en la imagen”. Esta primera parte puede ser resuelta rápidamente o extenderse según las propuestas que surjan. “Hay mujeres que ya vienen decididas con la idea y saben cómo comunicarla. En otros casos, se trata de personas que nunca se pusieron en esta situación de tener que manifestar algo a través de la imagen y el proceso es más extenso”, afirmó. Una vez realizadas las tomas, es la persona retratada quien decide qué imagen va a formar parte de la muestra.

mues1La muestra se llevó adelante en el Encuentro Regional de Mujeres realizado en Tandil./ Foto: Facebook Un grito urgente

Maldonado destacó, asimismo, la importancia del espacio en el que trabajan. “Cuando uno pone el cuerpo está en una situación de vulnerabilidad. Entonces buscamos que el espacio sea cuidado, no sale ninguna imagen que ellas no hayan aceptado. No forzamos ninguna situación, no les decimos qué tienen que hacer; sino que vamos construyendo a partir de lo que ellas quieren contar”, enfatizó. Esta característica fue destacada en las devoluciones de la muestra, así como también el rol que cumple la construcción del retrato tanto a nivel colectivo como personal. “Esta construcción de la imagen tiene su aspecto colectivo porque es un reclamo de género pero también su connotación personal ya que tiene que ver con las propias vivencias de cada mujer”, agregó. En cuanto al futuro del proyecto, Maldonado explicó que el trabajo no tiene una fecha de finalización. “La idea es seguir recolectando retratos y testimonios visuales de la mayor cantidad de diversidad posible de mujeres. Poder construir un mensaje que en realidad llegue a todo el colectivo nos enriquece tanto a la persona que va a ser fotografiada como a nosotros” concluyó.

 

Entrevista realizada en el programa “No todo está perdido” de Radio Universidad 90.1