Reforma universitaria

“Estamos en un año de resistencia”

Daniel Alonzo, presidente de la Federación Universitaria del Centro de la Provincia de Buenos Aires (FUCPBA), analizó el presente del sistema universitario a 100 años de la Reforma Universitaria.

 

La Reforma Universitaria de 1918 fue un movimiento con el fin de democratizar la universidad. Iniciada con una rebelión de estudiantes en la Universidad Nacional de Córdoba, se extendió entre marzo y octubre de 1918. El próximo 15 de junio se conmemoran los 100 años de la Reforma Universitaria ya que ese día fue el momento en el que los estudiantes irrumpieron en la universidad para detener la elección del rector y declarar una segunda huelga general. Daniel Alonzo es el actual presidente de la Federación Universitaria del Centro de la Provincia de Buenos Aires (FUCPBA), estudiante de Derecho e integrante de la agrupación Participación Universitaria Abierta (PUA). Habló con Radio Universidad y manifestó distintas cuestiones sobre la situación de la educación pública a 100 años de la Reforma.

¿Cómo entendes que estamos llegando como comunidad universitaria a conmemorar estos 100 años de reforma universitaria?

La verdad es que lucharon por una autonomía universitaria. Que haya existido una representación estudiantil genuina defendiendo los intereses de los estudiantes en aquel momento fue un paso importantísimo. Además no hay que dejar de lado lo que fue la gratuidad universitaria de Juan Domingo Perón en 1949, un hecho histórico que marcó nuestro presente como estudiantes universitarios. Pero la verdad es que es un año complejo, por un lado es festejo por 100 años de este logro tan importante, y por otro lado de preocupación por cómo está cayendo hasta ahora nuestra educación pública, no solamente universitaria sino en todas las áreas de la educación pública.

¿Uno de los dilemas más difíciles que está teniendo el sistema público universitario se encuentra vinculado a lo presupuestario y su influencia?

El tema del presupuesto universitario es preocupante. Atenta contra la autonomía pero no solamente es el tema de lo presupuestario sino también hay una oleada por incentivar o por poner quizás en duda la calidad de graduados, los profesionales que están en la educación pública, como así también los académicos... Yo creo que es generalizada más que nada la problemática que hay y también hay un incentivo por parte del Gobierno Nacional que es una política de Estado si se quiere de fomentar las universidades privadas, la educación a distancia…

Es muy preocupante para nosotros, por eso esta semana justamente del 11 al 15 se está realizando el Congreso de Educación Superior en la ciudad de Córdoba. Se están tratando todos estos temas donde lo ideal sería que salga un pronunciamiento en defensa de nuestra educación pública. Pero yo creo que si bien lo presupuestario es muy complicado porque atenta contra la autonomía universitaria también están estas vertientes y estos factores que además hacen desestabilizar toda la educación pública. Pero lo presupuestario es muy preocupante. En la Universidad Nacional del Centro, ya lo ha dicho el rector de la universidad, ha habido un recorte presupuestario bastante grande donde hace tres años que la partida presupuestaria hacia nuestra universidad es la misma... No contemplan el costo de la inflación, el aumento de tarifas.

La verdad que nosotros como estudiantes estamos muy preocupados pero estamos en un año de resistencia. Quizás impensado cinco años atrás… Es preocupante y la verdad es que es doloroso. Lo que tenemos bien en claro es que la universidad es pública y es no arancelada. La universidad no es gratuita por el costo de los alquileres para la gente que viene de afuera, el precio de la fotocopia, el precio del menú del comedor. Si bien tenemos políticas como las de bienestar estudiantil, que es uno de los factores importantes y es uno de los puntos más fuertes que tiene esta universidad, pero aun así por la coyuntura nacional no estaría alcanzado. Por eso nosotros estamos preocupados y en defensa de los intereses de los estudiantes pero atendiendo también a la coyuntura a nivel nacional que pone en duda quizás el futuro de nuestros compañeros o compañeras que quieren desarrollarse en una carrera académica o universitaria. Pero además del precio de los alquileres, fotocopias, es preocupante todo. Este año, por ejemplo, las estadísticas del pedido de becas universitarias ha aumentado y la verdad que con esta política de Estado que quizás la beca Progresar al hacerlo más meritocrático si se quiere ha reducido la capacidad económica de las familias que mandaban a su hijo a estudiar a la universidad nacional del centro. Creo que esto es a nivel nacional también el tema del Progresar de las familias humildes que mandan a sus hijos./ AC-FACSO

 

Entrevista realizada en el programa "No todo está perdido" de Radio Universidad FM 90.1