Comunidad

“Hemos encontrado gente que se ha solidarizado con nuestra causa”

Valeria Milia, delegada de Loma Negra e integrante de la comisión del centro “Madre Teresa de Calcuta”, habló acerca del proyecto de construcción del hogar y las necesidades que surgen a raíz del mismo.

 

El centro “Madre Teresa de Calcuta” de Loma Negra es un establecimiento de educación privada que depende de la Dirección Provincial de Educación de gestión privada. El centro no cobra arancel a sus estudiantes, quienes asisten gratuitamente a los diferentes talleres que se ofrecen allí entre los que se encuentran clases de alimentación, de mantenimiento, parquización, sastrería y telar. Pero en ese espacio se advirtió una realidad: la necesidad de construir pequeños hogares teniendo en cuenta el futuro de las personas con discapacidad que se quedan sin madres o padres, sin familia quien los cuide o contenga. Ante este contexto de vulnerabilidad, se inició el proyecto de construir el centro “Madre Teresa de Calcuta”. Hoy el hogar está próximo a terminar su construcción y se encuentra en proceso de habilitación para que pueda funcionar correctamente. Valeria Milia, delegada de Loma Negra e integrante de la comisión del centro, habló con Radio Universidad acerca de los orígenes y desafíos que implica la constitución de este proyecto.

¿Cómo están viviendo este proceso de construcción del hogar?

Ya estamos en la última etapa de construcción, en la etapa de determinaciones. Como comisión lo vivimos a diario con una alegría y una satisfacción enormes. En aquel momento, cuando lo iniciamos, era un megaproyecto por las dimensiones, por las características de construcción que tenía que asumir el hogar. La realidad nos sorprendió gratamente, hemos encontrado gente que se ha solidarizado con nuestra causa, hoy estamos por terminar y no lo podemos creer. La semana pasada ya terminaron con la colocación de las veredas con una abertura muy grande que une los dos cuerpos, el centro de adaptación laboral con el hogar. Esta semana se está colocando el cielo raso de la cocina y también de ese nuevo espacio que une los dos establecimientos. Con la pintura pudimos contar con una donación. Viaje hace muy poco a Bolívar donde Marcelo Tinelli nos entregó un subsidio para poder costear toda la pintura de interior y exterior para ambos establecimientos y decidimos como comisión realizar una jornada. Lo decidimos también por una cuestión de optimizar recursos, pintamos nosotros para no tener que costear la mano de obra.

¿Cómo se ha tomado esta noticia en la localidad?

Hay un entusiasmo enorme y los vecinos de la localidad son los primeros en responder, en ayudar, en colaborar. Cuando iniciamos alguna actividad o jornada para recaudar recursos son los primeros en estar presentes y hay toda una expectativa para la inauguración y la puesta en funcionamiento de este hogar. Siempre desde el momento cero... En aquel momento cuando nos formamos como comisión sentimos un apoyo y un respaldo de la comunidad increíble. Nosotros lo pensamos en aquel momento para los jóvenes adultos que son vecinos y que nacieron y se criaron en la villa. Había una preocupación latente de toda la comunidad de pensar en que iba a venir el futuro de los chicos cuando sus familiares más cercanos ya no estén. Entonces cada uno desde su lugar acompañan, a través de la compra de una rifa o con su presencia, ayudándonos en las actividades. Siempre tenemos que estar eternamente agradecidos con los vecinos de la comunidad.

¿Cuáles son los recursos humanos que va a necesitar este centro cuando esté en funcionamiento?

En realidad es lo que nos tienen que informar una vez que tomen conocimiento. Nosotros tuvimos que hacer, en primer lugar, un trámite ante bomberos donde hubo que presentar planos del lugar, de la instalación eléctrica, es un trámite muy tedioso y muy complejo. Una vez que tengamos esa habilitación de bomberos, donde pueda constatar que el hogar se construyó efectivamente cumpliendo cada uno de los artículos del reglamento que prevé como debemos construir un hogar de estas características, se inicia la gestión ante el ministerio. Es el ministerio que en función de las características del hogar, nosotros pensamos en principio el hogar para un número reducido de chicos y después a futuro nuestra idea es ampliar el hogar. Entonces en función a las características actuales ellos son quienes nos van a disponer cuál es el plantel de personal que vamos a necesitar para el hogar. Todavía no nos han informado pero tenemos entendido que tiene que haber asistencia de personal idóneo que los pueda cuidar, también prever alguien que pueda atenderlos, que pueda cocinar. La verdad es que no nos hemos aventurado todavía en esa gestión porque todo depende de lo que nos informe el ministerio. Sabemos que es un trámite que nos tenemos que armar de mucha paciencia, eso también lo estamos informando continuamente. Hay mucha gente con expectativas, tenemos que esperar a tener la habilitación correspondiente. Mientras tanto, hemos hecho la gestión ante el municipio para poder solicitar la donación del mobiliario. Porque el dinero que nosotros recaudamos nos sirve para poder costear la mano de obra de albañil. Nos reunimos como comisión y armamos una suerte de cronograma para los próximos meses para ir previendo la recaudación de recursos porque esta última etapa nos demandó mucho dinero.

¿Han tomado contacto con otras experiencias?, ¿De alguna manera están previendo ciertas cuestiones que van a tener que atender o resolver?

No, tengo entendido que un hogar de estas características, no te digo que somos pioneros, pero sí sé que la característica atípica en nuestro caso es que la iniciativa nace y se costea con recursos en gran parte recaudados de donaciones. En su gran parte el hogar costeo con recursos municipales en su totalidad, en nuestro caso arrancamos con un subsidio que nos entregó el intendente y de ahí empezamos nosotros como comisión para recaudar fondos. Después en torno al funcionamiento tanto el hogar que lidera Rosita como nosotros estamos a la expectativa, Rosita también estaba gestionando la habilitación. Es todo de una incertidumbre, desconocemos la metodología de funcionamiento y la verdad es que nos vamos involucrando en esta nueva realidad porque es todo completamente nuevo. Vamos siendo precavidos en cada paso legal y jurídico que hay que cumplir./ AC-FACSO

 

Entrevista realizada en el programa "No todo está perdido" de Radio Universidad FM 90.1