Comunidad

Llega una nueva edición del Tejetón Solidario

Se trata del evento que consiste en tejer mantas que se donan a comedores barriales e instituciones solidarias. El lugar de encuentro será la Biblioteca “Coti Laborde” mañana de 15 a 20 horas.

Marketing Proposal 13

Por Ivan Cabello*

Nuestra ciudad tiene muchas iniciativas solidarias, y el “Tejetón Solidario Olavarría” es una de ellas. El proyecto consiste en tejer lana para la confección de mantas de abrigo, que en un futuro son donadas a diferentes entidades, comedores, organizaciones solidarias o particulares que la necesiten. En Olavarría quien coordina este proyecto es Mariel Machiaroli, ella conoció los tejetones en la ciudad de Buenos Aires, cuando su sobrina que participa en “Un minuto de vos” (organización solidaria sin fines de lucro), la invitó a participar en un Tejetón que se llevó a cabo en dicha ciudad. Mariel quedó sorprendida y maravillada con el evento. Fue luego de ese viaje y un año más tarde, en 2015, cuando decidió implementarlo en Olavarría. Desde ese entonces se hizo ininterrumpidamente hasta el día de hoy, y la edición 2019, ya tiene fecha, será mañana 8 de Junio. Los tejetones se hacen anualmente, pero el trabajo de reunir o comprar lana, tejer las partes de una manta y el ensamblado, se llevan a cabo durante todo el año.

El día del tejetón no solo consiste en juntarse exclusivamente a tejer, es más, no se teje tanto. Sino que se confeccionan las mantas con los pedacitos que anteriormente, durante el año se tejieron y donde se reúnen las mantas que ya están terminadas. Es una reunión más recreativa, “Nos juntamos a tejer, armar y a charlar, sobre todo a compartir una tarde más que nada para conocernos” expresa Mariel Machiaroli. Los tejetones se realizan en la biblioteca “Coti Laborde”, la cual presta el espacio y se los amplía corriendo muebles y mesas de lugar, para que la gente circule, trabaje y esté cómoda. El evento reúne alrededor de 50 personas, a veces más y otras menos. Durante la jornada la circulación de gente es constante, algunos se quedan todo el día, otros están un rato y se van, las tareas se reparten entre quienes ceban mates, los que tejen, unen cuadraditos o los que simplemente van a ver y a charlar.

 

Marketing Proposal 12

 Imágen de la última edición del Tejetón en la ciudad. Fotografía extraída de la Página de Facebook Tejetón Solidario.

 

 Cadena de Solidaridades

La confección de una manta tiene varios pasos: primero Mariel pide a las personas interesadas en tejer, que tejan cuadraditos con una medida de 20 centímetros por lado, y si alguien está más familiarizado con el tema se le pide que realice una tira conformada por 9 cuadraditos, o sea 1,80 metros por 20 centímetros de ancho. Después ella se ocupa de llevárselo a las personas encargadas de unir las tiras que forman la frazada. Una manta está conformada por seis tiras de nueve cuadrados.

Quienes participan en el proyecto no se juntan todos los sábados o mensualmente, sino que el “Tejetón Solidario Olavarría” se hace una vez al año. Por este motivo cada persona se lleva para tejer a su casa, y luego Mariel junto con su compañera Nora Cairoli, recaudan las tiras y se las llevan a las personas que se dedican específicamente a ensamblar. También están las personas que directamente llevan las mantas terminadas a los tejetones o la casa de Mariel. Por otra parte, durante el año no sólo se tejen frazadas, sino que también se confeccionan mantitas de bebé que son donadas a Neonatología del Hospital Municipal, por año llevan alrededor de 100. Además de zapatillas de lana y ropita para bebés recién nacidos.

Dos temas importantes de este proyecto solidario son los insumos y el transporte. Nora cuenta que para el primer tejetón que organizaron pidieron donaciones a la gente. Le alcanzaban retazos de lana y algunas sobras. "Ahora ya hacemos con lana nueva, si conseguimos donaciones mejor, pero hacemos una rifa y en base a lo que vamos recaudando vamos comprando lana” reconoció Mariel Machiaroli. Lo que hacen es sortear una o dos mantas de las que ellas tejen. Una vez recaudado el dinero mandan a comprar a Buenos Aires lana en cantidad para todo el año. Mariel recalca siempre la buena predisposición de la gente para colaborar, en este sentido relata una anécdota  del año pasado cuando se equivocaron y mandaron un pedido de 4 mil pesos, cuando ellas en realidad habían comprado por 3 mil. En consecuencia salieron a pedir ayuda a la gente y la respuesta fue muy positiva. “Hay gente que venía con 400, con 500. Y yo les decía que no, que era mucho y la gente insistía y lo donaba igual, asi compramos muchísima más lana”.


A la hora de llevar las mantas terminadas, el transporte lo pone la asociación solidaria que pide las donaciones, las veces que ayudaron a Red Solidaria, la empresa TAS fue la encargada de transportar las frazadas. Pero si es para gente de Olavarría, es Mariel quién se acerca al lugar. Con respecto de a quién les llegan estas donaciones, Machiaroli explica que su principal interés es ayudar a la gente de la ciudad. Han entregado mantas a los barrios El Progreso, Mataderos, Isaura, entre otros. Trabajan a la par con una asistente social que los guía e informa dónde está la necesidad más pronta y es allí donde llevan las frazadas. Además han entregado en Cáritas, Corin, Helen Keller, comedor “Manitos Sucias”, taller “Juntos por vos” y a particulares. Una vez a través de Red Solidaria enviaron frazadas a México luego de un terremoto.

Marketing Proposal 11

Fotografía extraída de la Página de Facebook Tejetón Solidario.

 

Por más de que Mariel Macchiaroli y Nora Cairoli son las caras visibles de este proyecto, atrás hay más personas que hacen que sea posible, los tejetones reúnen alrededor de 50 voluntarios. El grupo es muy heterogéneo en cuanto a edad, participan desde jóvenes hasta adultos mayores. “La mayoría son mujeres de todas las edades, viste que los tejidos siempre lo asocian con las abuelas, pero no, hay mucha gente joven” expresa Machiaroli. En este sentido Mariel recuerda que una vez una chica de 18 años le dijo que no sabía tejer, y que aprendió por YouTube para poder colaborar. Por otra parte Mariel menciona que es casi nula la participación de varones, “en este momento hay un solo hombre de 92 años, Don Cano, que pese a tener dificultades propias de la edad se encarga de unir los cuadraditos y armar las mantas.” Sumado a él hay varias personas que poseen otras enfermedades y que según lo que sus familias le cuentan a Mariel, esta actividad los mantiene ocupados, entretenidos y se sienten contentos de poder ayudar.

Mariel y Nora, como el grupo completo están siempre dispuestas a dar una mano, más en tiempos difíciles. Todas sus confecciones y repartos de mantas son publicadas en su página de Facebook Tejetón Solidario, sitio que recomiendan visitar si están interesados en el proyecto. 

 

*Este trabajo fue realizado por un estudiante de la carrera de Periodismo en la Facultad de Ciencias Sociales quien elaboró la nota de manera voluntaría para la Agencia Comunica.