UPAMI, un incentivo a seguir aprendiendo

De 23 cursos en el inicio de Upami a los 2900 de hoy. 49 mil adultos mayores que pasaron por la universidad y más de 70 convenios con las casas de altos estudios. Los números hablan solos. Y crecen junto con la expectativa de vida de los adultos mayores.


Según las Naciones Unidas, en el 2006 la expectativa de vida en personas mayores a 80 años era de 88 millones. Se espera que en el 2050 sea 408 millones. Esto se da porque hay un descenso de la mortalidad, mayor esperanza de vida y una bajada de natalidad. UPAMI es una política pública que tiene como objetivo la promoción y prevención de la salud e implica la acción de llevar la universidad pública a los adultos mayores.

María Ester Castex, Jefa de División Promoción Educativa es quien tiene a cargo el programa UPAMI y comentó a Agencia Comunica, en el marco del Encuentro Regional de Adultos Mayores, la importancia de este programa que se gestionó en el año 2008/2009 a partir de la Resolución 12.074 del Instituto Nacional de Servicios Sociales. A punto de cumplir 10 años hizo un balance y dijo que “empezamos con 23 cursos y hoy tenemos más de 2.900, 49.000 afiliados certificados en todo el país y 71 convenios con universidades”. Además resaltó la relevancia de poder mantener el proyecto pese a los cambios de gestiones.

En el encuentro se trabajaron temas diversos con el fin de romper estereotipos, creencias, valores, modos de sentir, pensar, nominar, denominar y transitar la vida de estos adultxs mayores, junto con profesionales que trabajan junto a ellxs, bajo el formato de experiencias de vida y diálogo de saberes. ¿Por qué es importante ir a la universidad y participar de estos encuentros? Castex comentó que “lo más importante es el cambio de imagen que tienen los adultos mayores de sí mismos a partir de ingresar en una universidad”. Hay que recalcar que los cursos son totalmente gratuitos y que no se requieren de estudios previos para realizarlos. “Es muy movilizador para ellxs llegar a una universidad quizás sin tener la escuela primaria terminada, ahí es donde empieza a cambiar la autoestima de cada uno, empiezan a decir “yo puedo”.

Lo que suele suceder con los adultos mayores es que atraviesan una ruptura respecto de su familia y la sociedad actual, y muchas veces suele producirse una discriminación, es decir quedan “apartados”, entonces, la presencia a estos cursos hace que se produzca un cambio importante y una integración, que ellxs se sientan “parte”. Además el o la docente en estos cursos funciona como facilitador de la persona mayor para que con su experiencia intercambie sus conocimientos, y produzca un cambio de hábitos, de comportamientos, y de poder desarrollar habilidades nuevas.

“La soledad es la sensación que más atraviesan los adultos mayores”, finalizó la directora del programa UPAMI, contenta de poder afirmar que, después de 10 años, gracias a estos cursos, se haya logrado disminuir esa sensación o sentimiento de soledad y, por el contrario se ha promovido a generar nuevos vínculos, incluso por redes sociales.

Diseo sin ttulo 11