Emprendimiento e innovación

Despertar la creatividad

Florencia Bagnardi es la creadora de Bentejuego, una juguetería destinada a un público de jóvenes y adultos. A través de la experimentación e innovación buscó otras nuevas formas de distención.

 

Florencia Bagnardi es ingeniera industrial y se propuso comenzar con un emprendimiento que estuviera vinculado con la recreación a partir de idear, diseñar y producir diversos juegos. Así creó Bentejuego, la primera juguetería pensada exclusivamente para un público de jóvenes y adultos. El proyecto presenta una combinación de originalidad, diseño y desafío para estimular la creatividad y el pensamiento. Explorar y conectarse con uno mismo de una forma diferente a la convencional es uno de los objetivos de las propuestas. Los juegos emplean diversas estrategias y retos: desde kits de iniciación que cuentan con los elementos que permiten aprender un hobby o técnica, hasta maquetas de madera manuales o juegos de mesa. Bagnardi señala los propósitos del emprendimiento, el repensar la figura de jóvenes y adultos y los objetivos a seguir para un proyecto de estas características.

¿Cómo surgió la idea de hacer juegos pensando exclusivamente en un público de jóvenes y adultos?

Tengo un recuerdo muy vívido de cuando era chica y jugaba o inventaba cosas y era una sensación de que perdía la noción del tiempo y no importaba nada más que lo que estaba haciendo. Las ideas surgían muy fácilmente y todo fluía. Eso en los adultos muchas veces se va perdiendo de a poco porque las actividades que hacemos son más acartonadas y no tienen puesta nuestra creatividad en ellas. Empecé a observar que los adultos en su tiempo libre hacen actividades pasivas donde, por lo general, son observadores (TV, redes sociales, etc.) o donde toman cosas del medio (salir a comer, ir a tomar algo). La propuesta de hacer juegos es que los jóvenes y adultos vuelvan a experimentar y a jugar, que elijan tomar una actitud activa a la hora de elegir qué hacer en su tiempo libre. Creo que eso nos conecta más con quienes somos.

¿Cómo fue crear un emprendimiento de estas características en un contexto donde es difícil llevar adelante proyectos autónomos?

Me tuve que ocupar de casi todo por ser un proyecto chico y que hice con bajo presupuesto. Y eso implica mucho trabajo. Tuve que desarrollar muchos productos desde cero, buscar proveedores, negociar porque no tengo escala para comprar en grandes cantidades, ensamblar los juegos, armar la página web (nunca había hecho esto antes) y entrar en temas de diseño gráfico que tampoco tenía idea. Luego vino la etapa de las ventas, logística y marketing de lo que también me ocupo. Cada cosa del proyecto la hago con tanta motivación y compromiso que a veces no me doy cuenta del esfuerzo que conlleva. Creo que es un gran desafío y aprendizaje para mí y aunque a veces me frustre y quiera que las cosas sean más simples y fáciles lo veo como parte de mi desarrollo y crecimiento.

bntj3

¿Cuáles son los principales objetivos que te propones en cuanto a los juegos?

El objetivo principal es que la gente se pueda conectar, tratar de despertar su creatividad, liberar a las personas de las reglas establecidas y rígidas de la sociedad para que pueda conectar con algo más genuino de su persona. Esto puede ser a través de la experimentación, aprendiendo a hacer algo nuevo, jugando a un juego de mesa que te saca de las estructuras convencionales, etc. En esta etapa estoy tratando de desarrollar juegos y juguetes que lleven a las personas al plano de la experiencia, salir del plano mental, incluir el cuerpo y los sentidos. Eso es algo que siempre te trae al momento presente y que te abre a nuevas formas de ver la vida, te recuerda cosas que tenías olvidadas.

¿En qué situaciones o momentos pensas a la hora de vincular a las personas con el juego?

En todos. Pienso que el juego se puede incluir en todo momento, reuniones con amigos, trabajo, tiempo libre cuando uno está solo, etc. Al principio tuve muchas ideas sobre juegos para jugar de a uno (también pueden compartirse, pero estaban pensados para cuando uno está solo y no sabe qué hacer) y desarrollé los KIDIS (kits de iniciación) que son para aprender a hacer actividades o hobbies nuevos (cerveza artesanal, xilografía, perfumes, stencils, etc.). Ahora se me estuvieron ocurriendo muchos juegos para jugar en reuniones de amigos. Voy cambiando de acuerdo a como me van surgiendo las ideas, dejo también que el proyecto proponga, estar abierta y dejar que fluya es parte del desarrollo creativo.

¿Cuáles son los desafíos a seguir?

En el corto plazo quiero lanzar un par de juegos más que están en desarrollo. Para fin de año quiero que la marca crezca, al menos multiplicar las ventas por 5. Y cuando tenga bien aceitada toda la parte de producción y tenga una facturación con la que me sienta cómoda quiero abrir un local a la calle.

 

Para más información o contacto:

Facebook

Twitter

Instagram