Lesa Humanidad

Audiencia privada pedida por un imputado y lectura del requerimiento de la querella

En una jornada que comenzó con demora, se llevó adelante la lectura de la elevación a juicio presentado por la querella. El imputado Luis Juárez pidió una audiencia privada para apelar su situación de prisión domiciliaria. Casación penal designó a César Lemos como juez sustituto.

 

Este jueves 14 de septiembre se llevó adelante en el Tribunal Oral Penal de Mar del Plata la cuarta audiencia del juicio por la causa Monte Pelloni II. En esta oportunidad y ante un total hermetismo, la duda estuvo planteada en si finalmente se procedía a la lectura del requerimiento de elevación a juicio presentado por la querella. En la audiencia anterior se había solicitado que no era necesaria la lectura de la misma, hecho al que las partes estaban de acuerdo aunque la resolución dependía del Tribunal. Asimismo, en la audiencia del 31 de agosto, el Tribunal sostuvo que mientras se realice la lectura de los requerimientos de elevación a juicio por parte de la querella no era necesaria la presencia de los imputados, ni en el reciento ni por videoconferencia. Esto provocó a que en la audiencia de este jueves asistiera uno de los 28 imputados. Presencia que tuvo una finalidad concreta. Antes de comenzar formalmente la audiencia, el Tribunal permaneció a puertas cerradas dentro de la sala con los diferentes integrantes del juicio. Lo que sucedió al interior del recinto fue que el imputado Luis Juárez, acompañado por su abogado defensor, pidió una audiencia privada por la apelación sobre su situación de prisión domiciliaria. Esto motivó la demora de la audiencia, jornada que comenzó finalmente alrededor de las 11.20 hs.

Debido a la ausencia del doctor Manuel Marañon, representante de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, no se pudo dar lugar a la conformidad de obviar la lectura de los requerimientos de elevación a juicio de la querella. Por dicho motivo, se dio comienzo a la lectura de la misma que formará parte, incluso, de la audiencia del viernes 15 de septiembre. Una vez finalizada esta instancia, el cronograma continuará el 28 y 29 de septiembre, días en los cuales se evaluaran las cuestiones previas a la instancia testimonial del juicio. De incorporarse algún testimonio o modificar algún punto concreto, se resolverá en esta instancia. Para el 12 y 13 de octubre están estipuladas las indagatorias a los imputados. La misma es una instancia formal y obligatoria en donde los acusados pueden disponer de hacer uso de la palabra. Por otro lado, se estima que el 22 de octubre comenzarían los testimonios, extendiéndose hasta el 22 de diciembre. Lo que sí pudo ratificarse es que los testimonios comenzaran en el orden cronológico de los casos y hechos que se están tratando. El primer caso, en términos testimoniales, será por la causa Losa, cuyas víctimas son Mario Daniel Gubitosi y Mario Elpidio Méndez. Ambos casos sucedieron desde 1976. Los casos ocurridos durante 1978 estarían siendo abordados recién en 2018.

Otra novedad de la jornada consistió en que casación penal reemplazó al cuarto juez (perteneciente a la Provincia de Santa Cruz) por César Lemos, del Fuero Penal Económico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Lemos, en figura de juez sustituto, seguirá las audiencias del juicio mediante video-conferencia desde Comodoro Py. Ante la extensión del juicio y en caso de que se ausente uno de los tres jueces presentes en Mar del Plata, Lemos sustituiría al juez faltante. De no existir esta figura, el juicio no podría continuar y debería suspenderse para comenzar desde su inicio nuevamente. Alrededor de las 15 hs se llamó a un cuarto intermedio para continuar el viernes 15 de septiembre a las 10 hs.

El rol de la APDH de Azul

Tras el fallecimiento de Fernando “Nano” Wilhelm, presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Azul, desde fines 2016 comenzó una etapa de conformación y reorganización para la APDH, parte de la querella de la causa Monte Pelloni II. “Todavía no tenemos la Comisión formada pero estamos avanzando en todas las cuestiones administrativas que nos permitan regularizar la situación. Estamos dando todos los pasos necesarios para poder formalizar la situación de la APDH en Azul lo antes posible y así poder sumarnos como querellantes en el juicio", sostuvo Micaela Bigalli, integrante de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Azul.

Luego de armar una convocatoria para las personas interesadas en renovar la APDH, se buscó volver a tender lazos con la APDH Central para regularizar todo lo que fuera necesario en la organización y funcionamiento de la Asamblea. “Como grupo de trabajo, estamos convencidos de que es importantísimo seguir avanzando y sostener los juicios por delitos de lesa humanidad. También firmamos la petición que se hizo al Tribunal Federal para que el juicio fuera nuevamente en la Facultad de Ciencias Sociales de Olavarría, por la importancia que tiene que estos juicios se lleven a cabo en las ciudades y regiones en donde se cometieron los delitos. Sostenemos que es clave para la construcción de la memoria colectiva de esos lugares y para permitir un acompañamiento y asistencia hacia los familiares y las víctimas directas e indirectas de los hechos", ratificó Bigalli./ Agencia Comunica y Radio Universidad (FACSO)