Salud pública

El Hospital Municipal en estado de desborde

Los médicos de la guardia reclamaron por la situación del hospital y las condiciones laborales. Ramiro Borzi, ex Secretario de Salud Pública del municipio, analizó las causas y las posibles alternativas para afrontar las circunstancias.

 

Ante el reclamo de los profesionales de la salud a través de una carta pública, el equipo de salud del Municipio brindó una conferencia de prensa donde negaron la existencia de un colapso en el funcionamiento del hospital. Lo que sí reconocieron es un aumento de la demanda y mencionaron algunas medidas para palear la situación como la apertura de un consultorio especial para PAMI, la ampliación del horario de atención de los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) y la habilitación de camas en otros servicios. La principal causa de la alta demanda del hospital se relaciona con la cantidad de afiliados de PAMI que se atienden. Anteriormente, el sector público sólo debía cubrir el 50% de la cápita mientras que la otra parte se cubría desde el sector privado a través de Cemeda y María Auxiliadora. Esta situación se modificó en las últimas negociaciones cuando PAMI no renovó el contrato con las clínicas y toda la demanda recayó sobre el Hospital Municipal. Este hecho, sumado a la demanda que se genera comúnmente en esta época del año, provocó una sobredemanda en el sistema de salud pública.

“Esta situación se debe a la falta de planificación de los funcionarios de salud pública. Era previsible que al sumar la cápita completa de PAMI el hospital se iba a desbordar”, remarcó Ramiro Borzi en declaraciones a Radio Universidad. También destacó que hay que tener en cuenta la franja etaria de la que forman parte los pacientes que se suman a la demanda del hospital. “Estamos hablando de 9000 personas que pasan al sistema de salud público. Se trata en su mayoría de adultos mayores que suelen estar muy atentos a sus afecciones de salud y van mucho más a la búsqueda de la atención”, explicó.

En cuanto al funcionamiento general del hospital, Borzi destacó que se produjo un retroceso en diferentes áreas de la salud pública. Uno de los más notables se vincula con la supresión de procedimientos de atención. “El hospital funcionaba con un sistema que se llama ‘cuidados progresivos’ donde un equipo de médicos llevaba a cabo un seguimiento de cada paciente y, de acuerdo a la afección y a la gravedad de la misma, lo derivaban a un sector específico del hospital. Actualmente ese programa ya no está vigente y en su lugar se volvieron a implementar los servicios estancos”, detalló.

En relación a las alternativas posibles, Borzi explicó que los funcionarios deben hablar necesariamente con las autoridades de PAMI e insistir para lograr un acuerdo. “Si las posibilidades del responsable regional para solucionar esto no alcanzan. Debe ceder y tienen que llegar al titular de PAMI a nivel nacional. La salud pública tiene que ser una cuestión de estado, no de gobierno”, concluyó el ex Secretario.

Entrevista realizada por Radio Universidad en el programa "No todo está perdido"