Sistema electoral

Persiste el debate sobre el voto electrónico

En medio de la suspensión del escrutinio provisorio con el 95% de mesas escrutadas, el Gobierno Nacional insistió en la idea de implementar el voto electrónico. ¿Cuáles son los problemas que puede generar el sistema?

 

“Estamos discutiendo el voto electrónico porque el domingo hubo algunas irregularidades que tomaron estado mediático, e inmediatamente al otro día los funcionarios del gobierno empezaron a instalar nuevamente la idea del voto electrónico”, manifestó Santiago Vallazza, ingeniero de sistemas, Subsecretario de Extensión de la Facultad de Ciencias Exactas (UNICEN) e integrante del movimiento de Software Libre. El sistema de voto electrónico se basa en la emisión de la Boleta Única y se realiza a través de una computadora táctil que posee un sistema de verificación e impresión. La máquina registra de manera escrita y electrónica todos los datos en la boleta. “Es un sistema que puede resolver algún problema pero introduce y genera un montón de nuevos problemas mucho más graves que los que resuelve”, sostuvo Vallazza en declaraciones a Radio Universidad.

Alrededor del sistema electrónico giran múltiples cuestionamientos debido a las diferentes fallas que se han evidenciado en su utilización. “Tenemos que pensar en que el sistema debe garantizar tres puntos fundamentales: el secreto del voto, la integridad del voto y la auditabilidad del sistema”, sostuvo el ingeniero de sistemas.

VotElTras las PASO, se reactivó la polémica en torno a las ventajas y desventajas del voto electrónico./ Foto: Gentileza Universidad de San Martín.

El voto electrónico fue implementado en varios países que desistieron debido a las desventajas y problemas que generaba. “Esto va en retroceso. Los países que lo probaron, muchos ya lo dejaron por ser inseguro por varias de estas cuestiones”, postuló Vallazza.  Se utilizó, por ejemplo, en Alemania durante 2005 pero cuatro años después dejaron de implementarlo ya que este sistema no permitía la fiscalización del proceso electoral por personas que no tuvieran conocimientos técnicos. El ciudadano no tiene otra opción que confiar en que el sistema funciona de manera correcta. “Si el ciudadano no entiende el sistema que va a usar, no puede tener esa seguridad”, ratificó.

Después de dos décadas, Holanda también dejó de utilizar el voto electrónico en 2006 porque se comprobaron diversas fallas, como la facilidad de violar el voto que debe garantizarse como secreto. También en Finlandia implementaron el voto electrónico en 2006 pero lo sacaron tras detectar falencias. En 2002 Irlanda invirtió ciento de millones de euros en máquinas para la utilización del sistema electrónico pero dos años después llegaron a la conclusión de que no garantizaba la seguridad de la elección. En Estados Unidos se utiliza desde hace varios años a pesar de que hay denuncias y fallas en todas las elecciones. “Hoy el sistema que más éxito está teniendo, el que más se está usando, es la boleta única en papel (…) Es el sistema que están usando los países que probaron el voto electrónico y volvieron atrás”, concluyó Vallazza.

 

Entrevista realizada en el programa “No todo está perdido” de Radio Universidad 90.1