Políticas de género

Solicitan la reapertura de una fiscalía especializada en violencia de género

Ante la creación de un Observatorio de Políticas de Género en el Senado de la provincia de Buenos Aires, concejales de Olavarría insistieron en la necesidad de que exista una Fiscalía vinculada a la violencia de género.

 

“Cerrar esta fiscalía especializada fue un grave error y un retroceso para la justicia. No olvidemos que los índices van cada vez más en aumento. Hoy hablamos de que cada 18 horas muere una mujer y Olavarría no está ajena a esa realidad”, explicó Marisel Cides en una entrevista brindada a Radio Universidad. En la ciudad existió una Fiscalía especializada en Género desde 2003 hasta 2009. La misma estaba a cargo de la fiscal Susana Alonso y se disolvió dicho año por falta de recursos. En noviembre de 2016, el concejal Saúl Bajamón presentó un proyecto para la creación de nuevas fiscalías de este tipo, pero el pedido pasó a la comisión de asuntos constitucionales del Senado de la provincia y no tuvo ningún tipo de tratamiento desde entonces.

“La denuncia que radica en la actualidad una víctima de género va a una fiscalía que tiene competencia en distintos delitos, entonces la capacidad de investigación queda restringida por la falta de recursos humanos y de infraestructura”, explicó la concejal. Según las estadísticas, más del 90% de los casos vinculados a violencia de género no han sido esclarecidos. “Las estadísticas son duras pero son necesarias para saber dónde nos tenemos que enfocar y avocarnos a una realidad puntual”, añadió.

Para que vuelva a funcionar una fiscalía temática, la legislatura bonaerense debe incorporar la fiscalía especializada dentro del organigrama judicial y luego el fiscal general del Departamento Judicial tomar la decisión de implementarla. De esta manera, se nombra un nuevo fiscal o se asigna a un fiscal que ya se encuentre trabajando en otro espacio. “Con estas cuestiones siempre hay un roce vinculado al tema presupuestario, pero también son decisiones políticas. Si los funcionarios están comprometidos con la problemática, los recursos tanto humanos como económicos se consiguen” reflexionó Cides.

Cabe destacar que éste reclamo se reinscribe en el marco de la creación de un Observatorio de Políticas de Género en el Senado de la provincia de Buenos Aires, destinado a la elaboración de políticas públicas. “El rol que más nos sensibiliza es que le van a dar participación a los concejales del interior. El organismo va a notificar al Concejo Deliberante para que nosotros podamos remitir cuántas organizaciones tenemos en nuestra ciudad trabajando y qué normativas hemos accionado a nivel local”, destacó Marisel, y añadió “las normas generalmente se construyen y legislan sin tener conocimiento de la realidad, por lo que esto nos llena de beneplácito”./ AC-FACSO