Comunidad

consultit

Mediante un proyecto de extensión, la Facultad de Derecho (UNICEN) creó un consultorio jurídico con la finalidad de brindar asistencia a personas de bajos recursos. Funciona desde 2017 en distintos barrios de Azul, Olavarría y Tandil.

 

Por Evangelina Dieguez

El Consultorio Jurídico Gratuito pertenece a la Secretaría de Extensión de la Facultad de Derecho de la UNICEN con sede en Azul. “Fue creado en el marco de un proyecto de acceso a justicia que ganó la facultad ante el Ministerio de Justicia de la Nación”, contó Florencia Aramburu, abogada y coordinadora del consultorio. En Azul hay dos consultorios: uno en el Centro Catequístico “Santa Teresita” del barrio Villa Piazza Norte y otro en el comedor “Juan Pablo II” del barrio San Francisco. En Olavarría, el consultorio se encuentra ubicado en el Servicio Territorial de Villa Mailín; mientras en Tandil está situado en la Universidad Barrial de Villa Aguirre. Los temas que abordan en las tres sedes son, por un lado, violencia de género y, por el otro, cuestiones relacionadas a situaciones familiares como cuota alimentaria, régimen de visitas y juicio de filiación.

Cada uno de los consultorios está integrado por una abogada matriculada quien, previamente, rindió un examen para poder estar a cargo de la sede en la que trabaja. “El Ministerio de Justicia le da un fondo a la universidad y esta lo distribuye en determinadas áreas: uno en el consultorio, otro en la clínica jurídica, otro en la jornada de orientación jurídico. Todo tiene que ver con el acceso a la justicia de las personas en condiciones de vulnerabilidad socioeconómicas”, afirmó Aramburu en torno a cómo se sustenta económicamente este proyecto de extensión.

Además, los estudiantes de la carrera de Derecho realizan pasantías durante tres meses en parejas por cada consultorio. El trabajo emprendido consiste, principalmente, en atender a las personas, ir a los tribunales a procurar los casos, ver cómo se manejan los expedientes y, posteriormente, realizar un seguimiento ante cada persona que realiza una consulta.

En cuanto a la vinculación con el resto de las facultades de la UNICEN, las abogadas realizan talleres sobre las temáticas que abordan en los consultorios. Los temas generalmente surgen a pedido de quienes lo organizan, la mayoría relacionados a violencia de género. Uno de ellos tuvo lugar en abril en la Facultad de Ciencias Sociales de Olavarría en el cual Florencia Aramburu y Mariana Ciani disertaron sobre las diferentes formas y alcances de la violencia de género, los procedimientos necesarios para denunciar y el rol de la universidad ante estos casos.

Al momento de recibir a una persona, no realizan denuncias pero siguen un protocolo. “No tienen que ver con una denuncia, tienen que ver con una demanda”, sostuvo Aramburu. Primero, la consulta debe estar dentro de las temáticas que se abordan en los consultorios. Luego, se asesora a la persona de acuerdo a su caso particular y se la informa sobre el procedimiento que debe seguir. En el caso de una víctima de violencia, desde un primer momento se le brinda contención. Si la persona desea realizar una denuncia, se la acompaña si así lo desea.

Para poder realizar una consulta gratuita, la persona debe ganar por debajo del salario mínimo, vital y móvil. Luego de presentar una declaración jurada, la coordinadora del Consultorio Jurídico Gratuito en conjunto con la Secretaria de Extensión decide si el caso es admitido o no. “Tenemos muchas consultas de lo que es alimentos, regímenes de visitas y temas de afiliación, de cambio de apellido, o bien algún reclamo que no tiene la filiación acreditada y que necesita pedir un ADN oficial a la justicia, o bien situaciones de niños, niñas y adolescentes que necesitan de la satisfacción de su derecho alimentario”, detalló la abogada en torno a los casos que se presentan en el consultorio de Azul.

Muchas personas están expuestas a diferentes tipos de violencia y/o situaciones de vulnerabilidad. Hoy, instituciones como la Facultad de Derecho de la UNICEN están atentas a una demanda concreta y urgente. Asesorar a quienes menos tienen y a quienes no suelen ser escuchados en momentos delicados se transformó en un objetivo necesario que toma visibilización en las distintas sedes de los consultorios./ AC-FACSO