Salud pública

Se aprobó la venta de Misoprostol bajo receta para uso ginecológico

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó la venta de Misoprostol bajo receta en las farmacias para la interrupción voluntaria del embarazo. María Eugenia del Campo, integrante de la Red Socorristas Olavarría, reflexiona acerca de la importancia del acceso a este medicamento.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es posible llevar a cabo una interrupción segura del embarazo hasta la semana doce mediante Misoprostol pero el uso de este medicamento con fines ginecológicos en Argentina estaba prohibido. El 30 de octubre la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó la venta bajo receta de esta medicación en las farmacias. “Que sea posible adquirirlo en una farmacia es fundamental para reducir los riesgos que corre una mujer para interrumpir su embarazo”, explica María Eugenia del Campo, integrante de la Red Socorristas Olavarría. En este contexto, las redes de socorristas que se encuentran en todo el país se ocupan de brindar toda la información necesaria y acompañar a las mujeres en el proceso de interrupción de su embarazo. “Buscamos despejar todas las dudas con respuestas certeras y experiencias de otras mujeres que hemos acompañado. De este modo las inseguridades son cada vez menos y la experiencia del aborto es diferente una vez que la mujer está contenida” detalló en declaraciones a Radio Universidad.

¿Cómo recibiste la comunicación con respecto a esta nueva manera de poder acceder al Misoprostol?

Fue una celebración para todas aquellas que estamos militando y activando desde el feminismo. Sabíamos ya de la aprobación del ANMAT para usos obstétricos, lo cual fue una larguísima batalla… Y ahora el acceso en farmacia es otro paso más. Son batallas muy largas y cada cosa que se logra es una celebración enorme.

La red de Socorristas de Olavarría hace un gran trabajo respecto de situaciones de acompañamiento. ¿Cómo están trabajando?

Según los datos que llevamos, realizamos menos de 100 acompañamientos durante 2017 y actualmente pasamos los 300 acompañamientos. Esto habla de cómo se ha difundido el boca a boca respecto a la necesidad de información certera y de un buen acompañamiento. Se está multiplicando muchísimo.

Socorristas en Red somos agrupaciones feministas que nos agrupamos y estamos en todo el país. Lo que hacemos es dar información respecto a una interrupción mediante medicamentos del embarazo para reducir los riesgos. Las mujeres se comunican telefónicamente con nosotras y nos encontramos en una reunión donde vamos aclarando todas las dudas, hablando en profundidad respecto a todo lo que implica la situación del aborto en sí en una sociedad que castiga y con un Estado que abandona. Esto de la clandestinidad hace que los riesgos se multipliquen. La resolución de la ANMAT realmente es un avance enorme porque el acceso al medicamento continúa siendo muy difícil. Que sea posible adquirirlo en una farmacia avanza un poco más en la reducción de los riesgos que corre una mujer para interrumpir su embarazo.

¿Cómo se utiliza el Misoprostol?

En Socorristas venimos dando talleres de uso seguro del Misoprostol en diferentes lugares. Según el manual de interrupción segura del embarazo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son los criterios con los que nos manejamos nosotras, una interrupción mediante medicamentos se puede hacer hasta las doce semanas con Misoprostol. La organización también incluye el uso de otro medicamento que es la Mifepristona, que lo que hace es inhibir la progesterona. De esta manera se detiene el proceso de implantación. Entonces hay dos opciones: una es el uso combinado de Mifepristona y Misoprostol, y otra que se realiza solamente con Misoprostol. Es importante tener presente esto porque cuando se utiliza la Mifepristona se reduce a la mitad la cantidad de Misoprostol. Esto es porque la cantidad de contracciones necesarias son menores y por lo tanto hay menos riesgo de una hemorragia. Algunas de las presentaciones que se hicieron en el Congreso para la producción de Misoprostol también incluían la producción de Mifepristona.

El uso que se recomienda puede ser por dos vías: vaginal o sublingual. Ambas vías son igualmente efectivas. Pero la OMS recomienda, a partir de estudios, que no se deben combinar las vías. Muchas veces el proceso no empieza a dar resultados por esta razón. Habitualmente se utilizan cuatro pastillas de Misoprostol de 200 mg cada una debajo de la lengua durante aproximadamente media hora o hasta que se termine de disolver. Por la vía vaginal es más difícil asegurarse que las pastillas se disuelvan en el lugar correcto. Si se realiza sólo con Misoprostol este proceso se repite tres veces, es decir que son doce pastillas en total, y el intervalo entre cada dosis es de tres horas. Este es el tratamiento para que se pueda producir un aborto seguro.

Luego de brindar esta información, ¿Qué porcentaje de mujeres decide llevar adelante la interrupción del embarazo?

Es muy baja el porcentaje de mujeres que, una vez que se comunican con socorristas y reciben la información, deciden continuar con su embarazo. Aun así las hay y también son acompañadas porque es un momento fundamental en la vida de cualquier persona con capacidad de gestar. Necesitamos estar acompañadas. Pero lo que sucede es que cuando una mujer llama a socorristas es porque ya ha tomado la decisión. En la mayoría de los casos las inseguridades tienen que ver con cuánto riesgo va a correr y lo que buscamos es despejar todas esas dudas con respuestas certeras y experiencias de otras mujeres que hemos acompañado, esto ayuda muchísimo. Las mujeres se sienten contenidas en una red que tiene experiencia suficiente con cantidad de relatos y presencia de otras mujeres que ayudan a dar a conocer que no son las únicas que están viviendo esa situación y que en Olavarría y la zona esto se vive a diario. De este modo las inseguridades son cada vez menos y la experiencia del aborto es diferente una vez que la mujer está contenida.

Para comunicarse con nosotras pueden hacerlo a través de la página en Facebook como “Socorristas Olavarría” o al número 2284-245226. No somos muchas y todas somos voluntarias pero tratamos de responder y contener lo más rápido posible. Sabemos por lo que está pasando esa mujer./ AC-FACSO

 

Entrevista realizada en el programa "No todo está perdido" de Radio Universidad FM 90.1