Sociedad

“Hay que hacer valer la posición del inquilino”

Alejandro Mendía, Martillero Público de Olavarría, habló sobre la actual situación de los alquileres y compras de inmuebles en la ciudad. Además se refirió al tratamiento de la nueva ley de alquileres.

 

“Lógicamente cada uno quiere resguardar su patrimonio y hacer dentro de lo posible el mejor negocio”, explicó Alejandro Mendía, Martillero Público de Olavarría, sobre la actual crisis que está atravesando el negocio inmobiliario con respecto a la venta, la compra y el alquiler de inmuebles. En entrevista con Radio Universidad contó cómo se encuentra esta situación en la ciudad y de qué manera afectaría al negocio una supuesta sanción del proyecto de ley de alquileres.

¿Cómo se encuentra la situación de oferta y demanda puntualmente en los alquileres?

El tema de los alquileres en estos momentos, como en la mayor parte del país, está bastante complicado. No solo por la nueva ley que se está tratando sino además por la situación económica que está atravesando el país y que todos conocemos. Se está haciendo muy difícil por la inflación, el dólar, la situación económica de la gente, el poder adquisitivo… Está todo casi parado y eso hace que cada vez se vean más locales en disponibilidad. Estamos tratando de sobrellevar esta situación y esperando a ver qué camino seguir.

Puede pasar que el propietario quiera actualizar los precios pero el inquilino no llegue a ese monto, ¿Existe en ese caso algún tipo de negociación?

Por supuesto, por eso es tan importante la figura de nuestra profesión. Somos intermediarios, mediamos las dos partes. Muchas veces lo que el cliente tiene que entender no es lo que uno considera que vale su propiedad sino como está el mercado con respecto a lo que uno tiene. Hay que ajustarse en eso y buscar la lógica del negocio para que cada uno saque su provecho y su parte. También es cierto que hoy por hoy muchos propietarios, frente a esta situación de ley de alquileres, están expectantes y viendo hacia dónde va a ir y que se va a determinar con respecto a ésta. Hay que priorizar las dos partes, no tanto la del inquilino sino también la del propietario, para que ambas salgan beneficiadas.

¿Cómo ha sido en el último tiempo la situación en términos de renovación de los contratos de alquiler?

En todo esto se aplica el buen cumplimiento, la voluntad de ambas partes y también hay que ser lógicos con respecto a la situación del país. Tampoco te podes poner tan estricto con los índices de inflación porque quedas fuera del mercado. Hay que hacer un promedio y ver, aunque sea para atravesar estos momentos, algo temporario que se pueda pactar en el contrato y reverlo semestralmente o cuatrimestralmente... Es una renegociación constante.

¿Notas mayor flujo de personas que giran por diferentes lugares buscando mayor comodidad?

Por supuesto, porque hay que hacer valer la posición del inquilino. Al igual que los propietarios, también hay inquilinos muy buenos y que hacen valer su capacidad de pago y a los que hay que defender. Todo en un marco de mediación para que el negocio salga a flote y para esto hay que contemplar todas las variables.

¿Qué busca el inquilino en Olavarría?

Lógicamente todo el mundo aspira a lo mejor posible, pero hoy dentro de las posibilidades y en la coyuntura en la que vivimos también se prioriza mucho el precio. La generalidad es tratar de encontrar el menor precio posible.

Uno de los puntos que se discute en la misma ley tiene que ver con los desalojos. Plantea que frente a la falta de pago del alquiler, antes de la demanda de desalojo, el propietario deberá intimar a inquilino con un plazo de diez días.

Como en todos los demás puntos, eso está en tratativa y vamos a ver qué sale. El tema de desalojo es algo muy importante del que se deberán tomar cuentas para defender, en estos momentos, al propietario como una media inmediata para resolver la contratación. También hay que prever la falta de cumplimiento del contrato. En estos casos son muy importantes los tiempos, se deben acelerar de manera importante y hay que tomar mucha noción de esto.

¿Sentís que hay preocupación por parte de los propietarios en torno al debate por la nueva ley de alquileres?

Cada uno quiere resguardar su patrimonio y hacer dentro de lo posible el mejor negocio. Hoy por hoy se puede hacer una cuenta respecto a lo que valen las propiedades y lo que le sacas y te das cuenta que tampoco es el mejor costo beneficio. Cada uno trata de hacer su negocio en la medida de lo posible y estas nuevas medidas no alientan a los alquileres por parte de los propietarios. Acá en Olavarría, todavía en una mínima escala, el propietario está expectante. En Capital está comprobado y es noticia que hay muchos propietarios que están esperando que se va a resolver para ver si alquilan o no.

¿Has percibido una caída sobre la venta de inmuebles?

Si. Hace cuatro o seis meses atrás una propiedad que valía 100 mil dólares actualmente se incrementó de una manera tremenda y esto no favorece ni ayuda a las ventas. Por otro lado, el gran motor que necesitamos todos para que las ventas se activen es el crédito hipotecario, que precisamente trabó todo y esto hace que las ventas esten prácticamente paralizadas./ AC-FACSO

 

Entrevista realizada en el programa "No todo está perdido" de Radio Universidad FM 90.1