Educación

La escuela de Artes Visuales continúa sin tener un edificio propio

Luego de 29 años de funcionamiento, la escuela de Artes Visuales “Miguel Ángel Galgano” de Olavarría aún se encuentra en un espacio alquilado que presenta falencias. El frente fue intervenido por los estudiantes bajo la consigna “yo quiero un edificio digno para Artes Visuales”.

 

Años atrás la Dirección General de Escuelas de Olavarría destinó a la Escuela de Artes Visuales y a la Escuela de Educación Estética un terreno con el objetivo de construir allí un edificio para ambas instituciones. El terreno se encuentra en el barrio Luján, al lado de la Escuela Secundaria Nº 7. Pero desde el momento en que fue cedido, el Consejo Escolar explicó que no hay fondos suficientes para realizar las obras. “Se habló de hacer la construcción en dos o tres etapas pero todo quedó en la nada. Tenemos el terreno pero no la predisposición del Estado para que construya la escuela”, remarcó Fabián Iglesias, Director de Artes Visuales. Actualmente, la Escuela de Artes visuales funciona en un edificio perteneciente a Coopelectric pero el contrato de alquiler finaliza en abril de 2019. Frente a esta situación, estudiantes y profesores realizaron una intervención en el frente del edificio para visibilizar la necesidad de un espacio propio. “Decidimos empezar a hacer reclamos creativos y vamos a continuar. Pero tendría que destinarse mayor esfuerzo a lograr que esta institución tenga una tranquilidad con respecto al edificio que hoy no tenemos”, subrayó Iglesias en declaraciones a Radio Universidad.

¿Qué sensaciones tienen luego de sostener un reclamo a lo largo de tanto tiempo para poder tener un edificio al menos en condiciones?

A principios del año pasado hubo una reunión donde Diego Robbiani, a cargo de la Secretaría de Desarrollo Humano y Calidad de Vida del municipio, dijo que iba a construir el edificio para Artes Visuales en el terreno que tenemos en conjunto con la Escuela de Educación Estética de Olavarría. Después cuando se elevó el presupuesto de lo que se tenía que construir, se dio marcha atrás. Se explicó que ese monto era el insumo que correspondía a todas las escuelas de la ciudad y que no se podía destinar todo a Artes Visuales. También se habló de hacer la construcción en dos o tres etapas, pero todo quedó en la nada. Tenemos el terreno pero no la predisposición del Estado para que construya la escuela.

Desde que asumimos como equipo de gestión de la escuela, en mayo de 2018, estuvimos siempre en contacto con el Consejo Escolar y hemos ido a ver muchos edificios pensando en la posibilidad de alquilar. Pero no es fácil encontrar edificios de las dimensiones que necesitamos, sobre todo para los talleres de dibujo, pintura y escultura. El Consejo Escolar había encontrado un edificio que se ajustaba a nuestras necesidades por sus dimensiones pero el problema fue que el techo del lugar está hecho con canalones de fibrocemento y eso contiene amianto. El Estado no autoriza el alquiler de edificios que tengan amianto en su composición porque es cancerígeno.

También fuimos a ver con varios profesores un edificio, que es el lugar donde antes funcionaba el Banco Olavarría, y lo presentamos como posibilidad al Consejo Escolar. En un primer momento nos dijeron que no se podía alquiler porque el costo era muy elevado. Ante esa situación conseguimos que el propietario baje el precio, pero aun así el Consejo Escolar tenía otras prioridades y decidieron que Artes Visuales no podía funcionar allí. También nos mostraron una casa pero es un espacio con una superficie menor a la del edificio donde estamos actualmente y estamos muy justos de espacio. Rechazamos esa opción excepto que se comprometieran a construir un salón en el patio que tiene la casa para albergar el taller de dibujo y pintura. Pero necesitamos que estén los fondos para realizar esa construcción.

¿Al día de hoy la situación sigue sin resolverse tampoco a corto plazo?

El edificio en el que estamos actualmente pertenece a Coopelectric. La solución por el momento es que, si bien en abril se tiene que entregar el edificio, Coopelectric dio su palabra de que la escuela no va a quedar en la calle. Que, llegado el momento, si no se consigue edificio se va a prolongar la estadía de la escuela en el actual edificio. Pero no es la solución.

La semana pasada tuvimos un inconveniente bastante importante. Con las fuertes lluvias se empezó a llover la escuela en el sector de galerías. Se había anegado todo y tuvimos que suspender las clases dos días. También cabe destacar que nuestro consejero escolar Bruno Ferrante, a quien llamé por el problema en el techo, fue rápidamente a la escuela y ese mismo día pidió presupuesto a una empresa sobre el costo para realizar la reparación. El 20 de noviembre ya comenzaron las obras de reparación para que eso no vuelva a pasar.

Es importante resaltar la problemática pero también los trabajos que se realizan. La escuela está funcionando. De hecho el 29 de octubre abrimos la inscripción para el año que viene y ya se han acercado muchos chicos y chicas, no sólo de Olavarría sino también de la región, para inscribirse. Hay que llevar tranquilidad a todas esas personas y aclarar que la escuela no va a dejar de funcionar. Sí es importante resaltar que es una institución que el año que viene cumple 30 años y aún no tiene un espacio propio. Es una institución que en sus dos carreras ha dado muchísimos profesionales a la ciudad. Creo que tendría que destinarse mayor esfuerzo a lograr que esta institución tenga una tranquilidad con respecto al edificio que hoy no tenemos.

¿Has vuelto a tener contacto con Diego Robbiani respecto a esta situación?

No. Desde principios de este año no tenemos contacto con él. Sí hemos tenido contacto con Agustina Marino, SubSecretaria de Educación y Cultura, pero por otros temas. Por ejemplo, hemos logrado pasantías para nuestros estudiantes en el Centro Cultural San José. Es una persona que ha vuelto a generar lazos con la institución y hemos podido trabajar juntos. Pero con respecto al edificio no hemos tenido ninguna reunión.

En relación a la intervención que realizaron para visibilizar la necesidad del edificio propio, ¿cómo se encuentra la comunidad de Artes Visuales ante esta situación?

Como comunidad académica habíamos hecho un impás en el reclamo porque apelábamos al diálogo, a creer que esto tenía una resolución porque era lo que nos decían. Pero la semana pasada nos reunimos en asamblea porque es importante que toda la comunidad educativa de nuestra institución esté al tanto de lo que pasa. Entonces el centro de estudiantes, los estudiantes y los profesores decidimos empezar a hacer reclamos creativos. No dejar de lado que somos una institución de arte. Lo primero que se hizo fue una intervención del frente del edificio y se va a continuar. Pero nunca poniendo en juego la cursada de los estudiantes porque sería faltarles el respeto a ellos.

Para quienes estén interesados en inscribirse, ¿cómo pueden hacerlo?

La inscripción estará abierta hasta el 14 de diciembre. Lo pueden hacer acercándose a la institución, que se encuentra en Pringles y Coronel Suárez. Las preceptoras los van a atender y se pueden inscribir en las dos carreras: tanto en Diseño Gráfico como en el Profesorado en Artes Visuales. En febrero se va a retomar la inscripción, creemos que a partir del 15 de febrero. Si no están en la ciudad también pueden hacerlo por teléfono a través del número 427295./ AC-FACSO

 

Entrevista realizada en el programa "No todo está perdido" de Radio Universidad FM 90.1