destacadas

"Recibimos más de lo que damos"

A pesar de vivir un año tan atípico con altibajos y traspiés, los buenos gestos tienen lugar en un rincón de la provincia de buenos aires. En esta oportunidad dos olavarrienses cuentan cómo es ayudar y solidarizarse con las personas en época de distancia social.

>pdeencuentro las dalias


Camila Ale - Agencia Comunica
02/02/2021

Clara y Nicolas son dos jóvenes olavarrienses que viven en Mar del Plata y estudian carreras universitarias. Sin embargo tienen algo más en común: sus ganas de dar. Desde hace algunos años forman parte de Punto de Encuentro, una organización libre de partidos políticos y con un enfoque comunitario que es apadrinado por la Fundación Argentum.

“Punto de Encuentro es una experiencia inexplicable, una vez que comenzas no te vas más. Te marca y termina siendo una parte de uno” reflexiona Clara y se alegra de trabajar para los demás. Las infancias que fue conociendo en los barrios forman parte del día a día y del corazón, y espera que sea un sentimiento compartido. “Es un trabajo que requiere esfuerzo y energía pero lo que das no se compara con lo que recibís de los chicos.”

pdeencuentro 2 de abril

Es un proyecto autogestionado y está compuesto por voluntarias y voluntarios mayormente universitarios de distintas ciudades del país comprometidas y comprometidos con la realidad social que atraviesan los niños y adolescentes de la ciudad costera.

Nicolás agradece ser parte ya que para él “es una experiencia que me cambió la vida, mis grandes amistades las formé aquí. Sobre todo con los chicos generé un vínculo que es único y muy fuerte”. En ese sentido, y a pesar de desencontrarse por consecuencia de la pandemia, como grupo creyeron necesario mantener la relación y poder, de igual manera, cumplir con lo planeado para el año, y a la vez con los protocolos al momento de acercarse a los barrios.“Los vínculos que formamos nos obligaron a seguir buscando donaciones, pero sobre todo dinero para sostener las actividades educativas y los materiales".

Punto de Encuentro tiene objetivos muy claros en la sociedad marplatense que contribuyen a mejorar el bienestar general y de manera integral las condiciones de vida. Por esa razón tienen presente hábitos saludables y sustentables para defender los derechos de las infancias y resolver situaciones de vulnerabilidad que atenten contra la inclusión. No es meramente asistencialismo.



Algunas de las actividades que solían hacer antes de la pandemia eran por ejemplo deportes y juegos, clases de arte y diseño, charlas sobre la salud y el cuidado personal. Cuando llegaban las festividades generaban un momento especial en los barrios más marginados.
pdeencuentro nicolas
En el cierre de fin de año armaron canastas navideñas con la ayuda de muchos vecinos para acercar la navidad pero estas contaban con mercaderia básica para cubrir las carencias. En el mes de diciembre las repartieron con todos los protocolos pertinentes y algunos integrantes pudieron retomar el vínculo tan anhelado.

Una de las acciones más importantes de este grupo es el acompañamiento pedagógico en distintos niveles educativos ya que incentivan el trayecto escolar. Sin embargo la mayoría de las familias no acceden a internet y los trayectos escolares se vieron afectados. "Hicimos de nexo entre la escuela y el barrio y acercamos por ejemplo explicaciones impresas, tratamos de hacer lo mejor que se podía" se lamenta Nicolás.


El 2020 para Clara y Nicolás fue un gran desafío ya que estuvieron todo el proceso de aislamiento ( ASPO) en Olavarría. Si bien la organización permaneció de forma online para entregar canastas familiares cada 15 días en cada barrio y acompañar "no verlos fue fuerte después de todos estos años juntos, y a la vez para otros fue raro mantener el protocolo y la distancia" expresa Clara y agrega con un tono de melancolía que sintió la falta del abrazo, la base del vínculo y del encuentro con los otros.

A pesar de ello "el año fue muy bueno. Nos tuvimos que reestructurar en algunas cuestiones como todos, pero siempre firmes para los chicos", engloba Clara. Tenían proyectos nuevos y otros a terminar y siguen trabajando en ello. Por ahora "intentamos aferrarnos mas a lo material como alimentos o elementos de limpieza, ya que la mayoria de las personas perdieron sus trabajos informales", aclara la olavarriense.
pdeencuentro
Nicolás, en los últimos años generó una relación increíble con las infancias, es un vínculo de idea y vuelta. Hoy cuenta que "cuando falto me extrañan y se me hizo muy difícil estar en Olavarría, lejos del comedor, lejos de las visitas cotidianas".

Lamentablemente no pueden proyectar mucho a futuro, están viviendo el dia a día pero en el verano ya decidieron continuar trabajando dado este contexto. "Lo ideal sería que vuelva la presencialidad para tener los encuentros de siempre" reflexiona Clara y su compañero a la par agrega que su "única intención y deseo para este nuevo año es seguir acompañando a cada infancia que es un mundo y dar una mano".

" Es más lo que ellos nos dan que lo que nosotros le podemos dar " concluye Nicolas, integrante de Punto de Escuentro, estudiante y olavarriense, quien vive la solidaridad a flor de piel. "Es sumamente complejo empatizar, ponerse en el lugar del otro y ayudar en los peores momentos que atraviesan los seres humanos, como lo es una pandemia,sin embargo es posible y eso te da esperanzas para el futuro", concluye. Su frase contagia. Y entonces, hay esperanza.