Día del Periodista

“Estamos defendiendo el carácter federal, plural y democrático de los medios públicos”

Agustín Lecchi, delegado de la Televisión Pública, analizó la crítica situación salarial que atraviesan actualmente los periodistas y trabajadoras/es de los medios públicos de comunicación.

 

“La Televisión Pública puede existir pero el objetivo es reducirla a su mínima expresión y que no pueda cumplir con la función social que hoy tiene, al igual que los demás medios públicos”, sostuvo Agustín Lecchi, delegado de la Televisión Pública y secretario de organización del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA). En el marco del Día del Periodista y en entrevista con Radio Universidad, expresó sus principales preocupaciones sobre la actual situación de los trabajadores de los medios públicos en el país y cómo esperan salir adelante.

¿Cuál es la situación actual de la TV Pública y en los medios públicos en general?

La situación es muy complicada, estamos atravesando uno de los peores años de últimos 20 años en los medios públicos. Han cesanteado, a fin de 2017, a más de 180 trabajadores de la Televisión Digital Abierta (TDA). El primer día hábil de 2018 comenzó con casi 20 despidos en Radio Nacional. En la Televisión Pública estamos sufriendo un ajuste salarial brutal que además tiene un impacto en la pantalla. Desde 2016 no tenemos paritarias, a partir de este año nos quitaron todas las horas extras y de un día para otro han comenzado a violar el Convenio Colectivo de Trabajo, particularmente en ítems que tienen que ver en la conformación de nuestro salario. Esto impacta en la pantalla ya que, por ejemplo, no hay más noticieros los fines de semana, hay menos producción propia, menos trabajo y la producción está casi totalmente tercerizada, menos los noticieros que se redujeron notablemente.

En la agencia Télam, que ya nos habíamos visto obligados a denunciar censura y persecución por parte de la gestión, la semana pasada despidieron a dos trabajadores por un cable periodístico, algo que no tiene ningún antecedente. La misma gestión aduce que es un supuesto error (Hernán Lombardi y hasta el presidente de la empresa) y se los sanciona con un despido, insólito totalmente... Todo indica que esta gestión solo quiere generar más conflicto para justificar el ajuste. Se va a profundizar como lo explicó Nicolás Dujovne la semana pasada en conferencia de prensa, mencionó a Télam y a Radio Nacional como parte de las empresas del Estado donde esto se va a llevar adelante.

Comparando esto con el contexto de otros años ¿Cree que se busca un vaciamiento tal de los medios públicos en los que se termine trabajando con lo mínimo imprescindible?

Entiendo que es eso lo que pasa, no harían desaparecer los medios públicos porque sería un costo político que el gobierno no está dispuesto a afrontar. La Televisión Pública puede existir pero el objetivo es reducirla a su mínima expresión y que no pueda cumplir con la función social que hoy tiene, al igual que los demás medios públicos. Nosotros estamos defendiendo el carácter federal, plural y democrático de los medios públicos, el cual pueda atender las agendas que ignoran los medios privados. A este gobierno claramente no le interesa esa función y la verdad es un atentado no solamente hacia los puestos de trabajo de los que estamos todos los días en los medios públicos sino contra la ciudadanía y el derecho a la información pública y la libertad de expresión. Eso es también lo que denunciamos.

¿Cómo ven la solidaridad de los colegas de otros medios?

Los periodistas, trabajadores y trabajadoras de los medios se han solidarizado desde un primer momento. Entre otras cosas por una cuestión de supervivencia porque saben que si el Estado avanza con estas políticas es porque está dando un gesto al sector privado. Si el Estado viola los convenios colectivos que son de actividad, que rigen, en nuestro caso, también para los periodistas y los trabajadores de televisión en el sector privado (porque son leyes laborales de toda la actividad), obviamente eso va a tener una repercusión directa en algún momento.

Todo esto se expresó públicamente con mayor resonancia el domingo 3 de junio en los Martin Fierro. Nosotros hicimos una movilización con todos los medios de la comunicación en defensa de los medios públicos. Algunos periodistas que ganaron y otros que estaban ternados se solidarizaron con nuestra situación en las redes sociales e incluso en la tarima de la ceremonia.

En este día del periodista se está organizando una movilización y también se habla de un paro general y un plan de lucha ¿Como lo vienen previendo a esto en SIPREBA? ¿Creen que existirá un paro general de los medios de comunicación?

El miércoles 6 de junio realizamos la movilización nacional de trabajadores de prensa. Vinieron las dos federaciones nacionales y estuvieron sindicados de todo el país (Córdoba, Santa Fe, Formosa, Neuquén, Bariloche). Un montón de compañeros y compañeras nos movilizamos a las puertas de la Asociación de Editores de Diarios de la ciudad de Buenos Aires (AEDBA) y a ADIRA que son las cámaras empresariales más importantes del sector, donde se agrupan a Clarín y a La Nación. Exigimos la apertura de paritarias libres, sin techo, ya que nuestros salarios están muy devaluados. También estamos haciendo lo que podemos con los demás gremios de la comunicación, con los gremios que están en medios públicos. Nuestra esperanza es destrabar los problemas que tenemos mediante el diálogo con la gestión. Lo vemos muy difícil porque cada vez que tienen la posibilidad de hablar públicamente sobre los problemas que estamos teniendo hacen parecer que los responsables somos los trabajadores, cuando en realidad somos los que estamos padeciendo esta situación.

Lo que hemos planteado es que en la medida que no tengamos ningún tipo de respuesta, no nos queda otra opción que incrementar el conflicto. El martes 12 de junio vamos a tener asamblea de todos los medios públicos, y en el caso de no tener respuesta vamos a definir acciones comunes e incluirá entre esas posibilidades realizar nuevos paros u otros tipos de medidas. Pero tenemos la esperanza que las autoridades puedan reflexionar y podamos cambiar este rumbo que nos perjudica a nosotros y a los medios públicos.

Los que se propuso es cero paritarias, que no haya aumento de salario. Con la gran inflación que existe actualmente, desde el gobierno están pidiendo no subir el salario de los periodistas.

Y esto ocurrió en las paritarias 2017. En septiembre vamos a tener nuestro acuerdo salarial de 2018. Son los 25 puntos de inflación del año pasado, más las estimaciones del 15% que se superaran ampliamente este año. Lo que estamos perdiendo ya es muchísimo con el agravante que quitaron de un día para el otro todas las horas extras y también artículos del Convenio Colectivo que tienen un impacto económico. La situación es muy dura y por eso estamos peleando en este momento. Es una vergüenza las respuestas que recibimos del ministro Lombardi y de diferentes directivos del canal, de la radio y la agencia Télam./ AC-FACSO

 

Entrevista realizada en el programa "No todo está perdido" de Radio Universidad FM 90.1