Ciudadanía

“El vecino de alguna manera está oficiando como inspector en la calle”

Estefanía Di Salvo, directora de Gobierno Abierto y vinculación ciudadana de Olavarría, habló sobre el sistema que permite a los vecinos hacer distintos reclamos y obtener una respuesta.

 

Hace 18 meses que el sistema de Gobierno Abierto está en funcionamiento con la finalidad que los vecinos hagan sus reclamos al Municipio para posteriormente recibir una respuesta. Se trata de una mediación entre vecinos y el Gobierno Abierto que se contacta con personas que puedan resolver los problemas. Esta es una de las formas de resolver conflictos, inquietudes o incomodidades que ocurren en la vida comunitaria diariamente. A lo largo del año han recibido distintos reclamos por parte de los vecinos del partido de Olavarría. Estefanía Di Salvo, directora de Gobierno Abierto y vinculación ciudadana, habló con Radio Universidad acerca del funcionamiento del sistema de reclamos que existe actualmente en Olavarría.

¿Cómo funciona Gobierno Abierto?

El municipio tiene un sistema de reclamos que pertenece a la dirección de Gobierno Abierto. Es una herramienta compartida en todo el municipio y es transversal. La plataforma se llama Olavarría interactiva. Hoy en día cuenta con la sección de reclamos pero la idea es ir sumándole cosas. Esta es la plataforma a través de la cual los vecinos ingresan sus reclamos.

¿Se involucran todas las áreas del municipio en este sistema?

Si, obviamente la gente tiene ciertos canales y nosotros después lo que hacemos es nuclear con operadores y esa gente misma deriva a quienes serían responsables dependiendo del servicio que se trate. Los canales hoy en día son el telefónico al 147, la web del municipio, la aplicación para celulares y la cuenta de Facebook de Olavarría Abierta.

¿La policía también va derivando conflictos vecinales?

Si, justamente ayer vi que salió una nota sobre lo que son emergencias. Hay, por un lado, lo que son reclamos y, por el otro, emergencias. Eso está bastante coordinado con el área de monitoreo. Nosotros manejamos los reclamos que tienen un tiempo de gestión. La emergencia, aún si a nosotros nos cae, la derivamos al monitoreo y ahí es nuestro vínculo con la policía. Cuando se trata de emergencias y no hay un tiempo para gestionar, directamente nos manejamos con monitoreo.

Por ejemplo si veo una vereda en mal estado, ¿uno se comunica ahí y ese es el camino por el cual se debería gestionar la solución para ese inconveniente?

Tal cual. Nosotros cuando arrancamos con el sistema de reclamos durante esta gestión, la gestión anterior ya venía con un sistema pero la verdad que por ahí no tenía la capacidad de gestión que tiene hoy en día. Cuando lo pensamos fue más que nada en una herramienta que fuera de participación ciudadana. Pensando en este sistema, el vecino de alguna manera está oficiando como inspector en la calle. De esta manera están colaborando. Tratamos siempre de derivar a quien corresponde.

¿Cuáles son los reclamos que más llegan a este sistema?

Todo lo que tenga que ver con tránsito son las situaciones que más reporta la gente. Por ejemplo, vehículos que están mal estacionados, en la entrada de un garaje, que circulan a velocidades altas, camiones que circulan por vías que están prohibidas. También lo que tiene que ver con la limpieza de terrenos, más que nada en verano.

¿Y cómo se resuelve ese conflicto? Porque los terrenos tienen dueño y son lugares privados.

Ese tema puntualmente lo hemos trabajado muchísimo porque es un tema bastante complejo. Si bien el municipio tiene la injerencia de velar por la higiene y salubridad pública también es verdad que los terrenos son privados. En este caso nosotros tenemos que hacer de interlocutor. Hemos trabajado con las áreas para poder circular bien estas situaciones. Tratamos, en principio, de localizar bien el terreno. Después va alguien del área de bromatología e inspecciona. Por un lado, es chequear la presencia de roedores y, por el otro lado, seguridad y limpieza del terreno en sí. Arman el acta, si se comete una infracción ya directamente se manda al juzgado de faltas. Ahí es donde estamos trabajando mucho mejor. El municipio se hace cargo de la limpieza si no queda otra instancia. Pero primero se notifica al vecino, si no se constata que lo limpia se lo multa.

¿Cuál es el tiempo desde que se hace el reclamo, se encuentra una solución y se notifica a la persona que hizo dicho reclamo?

Si chequean en la página o en la aplicación los tipos de servicios y la situación de cada tipo de servicio la gente tiene un catálogo bastante acotado respecto de lo que nosotros manejamos internamente. Una vez que la persona nos indicó de qué servicio se trata y qué tipo de situación se da, nosotros como operadores tenemos dos días para poder canalizar lo que corresponde. Después cada servicio tiene su tiempo determinado./ AC-FACSO

 

Entrevista realizada en el programa "No todo está perdido" de Radio Universidad FM 90.1